La suplantación de identidad en Internet

24 Mar, 2022 | 0 Comentarios

La suplantación de identidad en internet - Gran Vía Abogados Digitales

Ya hemos comentado muchas veces que el auge de las nuevas tecnologías no sólo tiene ventajas. Hoy os vamos a hablar de la suplantación de identidad a través de la red; un delito cada vez más común en nuestro país.

Hace unos años que desarrollamos toda nuestra actividad en Internet, y esto conlleva una series de riesgos: como la huella digital. Sin darnos cuenta, estamos exponiendo públicamente algunos datos personales que facilitan el trabajo a los ciberdelicuentes.

¿Qué es la suplantación de identidad?

La suplantación de identidad se encuentra tipificada en el Código Penal y consiste en hacerse pasar por otra persona para obtener un beneficio al que no se tiene derecho.

Seguramente conozcas algún caso en el que alguien ha creado un perfil de rede social utilizando una fotografía de otra personas sin el consentimiento de esta. Esto podría considerarse un ejemplo de suplantación de identidad, que ya desarrollaremos más adelante.

En muchos casos, esta práctica se realiza para poder cometer un delito en Internet sin que tu identidad esté expuesta directamente. Pueden señalarse la obtención de datos de forma ilegal, el ciberbullying o el grooming.

Suplantación de identidad - Gran Vía Abogados Digitales

Tipos de suplantación de identidad

Este delito se puede producir de muchas maneras diferentes y a través de canales muy diversos. No obstante, podemos clasificar los tres tipos más habituales:

  • Creación de un perfil falso

Si la suplantación se limita a crear un perfil falso sin añadir algunos datos personales de la víctima, la única acción legal que se puede llevar a cabo es notificar el caso a la red social que esté implicada para que elimine dicho perfil.

En nuestro ordenamiento jurídico no está considerado delito suplantar únicamente el nombre de una persona.

  • Creación de perfil falso y uso de datos personales de la víctima

En este caso, ya encontramos una diferencia clara e importante respecto al caso anterior. Si además de crear un perfil con el nombre de otra persona se incluye una fotografía, se estará vulnerando el derecho a la propia imagen (art. 18.1 CE).

  • Hacerse pasar por una persona para acceder a un servicio

Si esto ocurre, se estará infringiendo la ley al traspasar la barrera de la privacidad de la persona.

El atacante estará cometiendo un delito de descubrimiento y revelación secretos. Puesto que se supone el uso de técnicas ilegales para acceder al servicio del usuario (el robo de una contraseña, por ejemplo).

¿Qué debes hacer si sufres una suplantación de identidad en Internet?

Si resultas ser víctima de una suplantación de identidad en Internet, lo que primero que debes hacer es denunciar ante la Policía Nacional o el Grupo de Delitos Informáticos de la Guardia Civil. Serán estos los encargados de investigar hasta dar con el infractor y que la suplantación no se prolongue en el tiempo.

La mayor cantidad de casos de suplantación se producen a través de redes sociales o de páginas de contactos (contratación de suministros por ejemplo). En estos casos, además de denunciar a la policía, debes hacerlo también ante los administradores de la página o la red social.

Todas las páginas deben tener una forma de contactar con el propietario para realizar estas denuncias y, en la mayoría de casos, colaborar con la policía para descubrir al infractor. Si la página no cuenta con ese apartado de contacto puedes ponerlo en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos para que tome medidas.

A la hora de denunciar, Allianz nos recomienda que recopilemos todo tipo de pruebas de la actividad delictiva (capturas de pantalla, copias de e-mail, vídeos, informes periciales o testimonios). Este contenido te podría ayudar en caso de comenzar un litigio para la compensación de los daños causados a la víctima.

En cualquier caso, te aconsejamos que recurras al Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) o la Oficina de Seguridad de Internauta (OSI), para más información sobre este tema.

Instituto Nacional de Ciberseguridad

¿Cómo te puedes proteger de una suplantacion de identidad?

Quizá te hayas preguntado cuáles son las maneras de evitar esta suplantación de identidad en Internet. Banco Santander nos propone algunas recomendaciones para ello:

  • Disponer de procedimientos de clasificación y tratamiento de la información que contemple los datos personales
  • Formación y concienciación del personal en las buenas prácticas de seguridad de la información y en la protección de datos personales. Así como en los procedimientos de clasificación y tratamiento de la información
  • Actualización y parcheo de seguridad de los equipos, sistemas y aplicaciones
  • Escaneo, análisis remediación de vulnerabilidades en los sistemas y aplicaciones
  • Realización de test de intrusión para la detección y corrección de debilidades o vulnerabilidades
  • Implementación de sistemas de prevención de fugas de información
  • Cifrado de la información en almacenamiento y en tránsito. Evitando así el acceso a esta en caso de pérdida o robo de nuestros discos duros
  • Evitar la utilización de soportes extraíbles como memorias USB. Se pueden utilizar medios alternativos como repositorios cloud seguros o correos electrónicos cifrados
  • Realizar el envío de datos personales, si es necesario, a través de canales seguros

Por su parte, Grupo Atico34 nos propone una serie de recomendaciones de carácter más personal:

¿Qué pena puede acarrear este delito?

Como bien hemos visto, existen muchos tipos de suplantación que pueden producirse en varios medios y con diversos objetivos. En cualquier caso, la pena vendrá determinada por los siguientes factores:

  • El tipo de delito que constituye, vulneración de derechos, etc.
  • El beneficio económico que le haya reportado esta acción al infractor
  • La duración en el tiempo de la suplantación
  • El perjuicio para la víctima
  • La reincidencia en este tipo de acciones delictivas

Un caso muy habitual es la suplantación para atentar contra el honor de una persona y la revelación de secretos. Las multas oscilan entre los 12 y los 24 meses, y pueden llegar a penas de prisión de entre 1 y 4 años.

Otro ejemplo concreto puede ser el de suplantar una identidad para cometer una estafa. En estos casos, la pena va desde los 1-3 meses hasta los 3 años de prisión.

La suplantación de identidad en Internet - Gran Vía Abogados Digitales

Comparte si te ha servido de ayuda

Suscríbete al blog gratis para estar informado sobre legalidad en Internet y síguenos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

TikTok

Miguel López Ríos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Protégete frente al email spoofing

Protégete frente al email spoofing

Te explicamos las características de este delito informático y cómo prevenirte frente a los ciberdelincuentes Como ya sabrás, en Gran Vía Abogados...

Pin It on Pinterest